Florencia de noche

El entorno sugerente de Florencia por la noche

ofrece la oportunidad ineludible de descubrir una ciudad alternativa, llena de historias y visuales inéditas, lejos de la confusión de las horas diurnas. Cuando el aire proveniente del rio Arno refresca el ambiente, es el momento en que podremos comenzar este viaje para descubrir los principales monumentos y, sobre todo, para sumergirnos en los callejones medievales, custodios silenciosos de los eventos de hombres y mujeres que las colas de turistas impiden apreciar durante el día.

Saldremos con esta ruta desde Piazza della Signoria, donde los monumentos y obras de artistas famosos como Miguel Ángel, Cellini, Giambologna o incluso el Palazzo Vecchio – sugestivamente iluminados – esconden muchas historias para contar. Entre Via del Corso y Piazza de Cerchi conoceremos los asuntos de las antiguas familias rivales, las descritas a menudo por Dante y que marcaron una de las páginas más dramáticas pero también más fascinantes de la historia de la Florencia medieval.

Cruzaremos el Arno pasando por Ponte Vecchio que, siendo el más antiguo de la ciudad, es un lugar lleno de secretos que escapan a los numerosos visitantes que lo atestan cada día. La visita a ‘Oltrarno’ (la otra orilla del río tal como se define localmente) ofrece la imagen de Florencia menos turística, la más frecuentada por los florentinos a los que les encanta pasar la noche bebiendo una copa de buen vino tinto en un Vinaio, la típica taberna florentina. Volviendo al centro, pasaremos por el puente de Santa Trinita, donde se puede disfrutar de una vista pintoresca del Lungarno, otro lugar lleno de historias, como la importante encuentro que aquí tuvo Dante Alghieri con un personaje muy especial …. La hora es tarde, el silencio ha caído y ahora Florencia se muestra con toda su magia.