fonte gaia

Una fuente renacentista en una plaza medieval

Siena es una ciudad conocida por sus bellezas arquitectónicas y por el Palio de las Contradas que cada año tiene lugar en una plaza muy famosa que es Piazza del Campo. Este último es un lugar de gran sugerencia, apreciado por visitantes de todo el mundo; gracias a su forma ligeramente cóncava y su línea de contorno que recuerda a un trapecio, la plaza se ha convertido en un verdadero icono de la ciudad en el mundo. El así llamado Palazzo Pubblico completa el elegante entorno de la plaza. El edificio está fechado a la Edad Media y era la antigua sede del gobierno de Siena. En este día el palacio alberga el museo cívico, uno de los más importantes de la ciudad.

Aunque junto con el Palazzo Pubblico Piazza del Campo forma uno de los ejemplos urbanos más interesantes de la Edad Media, son muy pocas las personas que notan la fuente de la plaza que es un ejemplo interesante de escultura del primer Renacimiento, así como una admirable obra de arredo urbano. Esta fuente se llama “Fonte Gaia” y se encuentra frente al Palazzo Pubblico. Por encargo de los Officiali di Balia y del Capitano del Popolo de la República de Siena para reemplazar una fuente anterior que data de mediados del siglo XIV, la obra fue creada por el escultor Jacopo della Quercia, quien la completó en 1419. El artista representó, en los relieves de esta fuente, la Virgen y el Niño flanqueados por las Virtudes teologales y cardinales. El simple hecho de encontrar una iconografía como las Virtudes en una fuente pública sugiere que aquí no nos enfrentamos a un simple trabajo de mobiliario urbano, sino a un complejo de imágenes que esconde un simbolismo particular que se escapa a primera vista.

La Virgen con el niño de la Loggia dei Nove, 1340,  Ambrogio Lorenzetti

En busca de los secretos de la Fonte

Comencemos descubriendo algunos de los secretos de la Fonte Gaia en la Piazza del Campo observando su forma: algunos estudiosos han enfatizado que esta fuente no se asemeja en forma, así como en la iconografía, a las otras construidas hasta entonces, más bien es una reminiscencia de las sillerías de las salas del Palazzo Pubblico, donde se reunían los miembros del gobierno de la ciudad. Por lo tanto, Fonte Gaia se vería como un gran asiento, un recordatorio motivado por el hecho de que la disposición de las figuras en Fonte Gaia se inspiró en el trabajo con el mismo tema pintado por Ambrogio Lorenzetti para la Loggia dei Nove en el Palazzo Pubblico, una imagen que, con toda probabilidad, es la misma mencionada en una crónica de 1340 por Agnolo di Tura, quien la describió como “Madonna con las virtudes cardinales”. Aunque hoy ya no hay forma de apreciar el fresco en su totalidad – ya que está mutilado de las Virtudes que se representaban bajo la Virgen –, la similitud de las esculturas de la Fonte Gaia con la pintura de Lorenzetti es evidente, precisamente porque recuerda el gran asiento en el que está sentada Virgo Ella.

Detalle de la Fonte Gaia en Piazza del Campo, Siena

La gran importancia que en ese momento se le dio al tema de las Virtudes en un contexto como el de Siena encuentra sus razones en la intención de enfatizar los valores más nobles en los que los administradores del gobierno debían inspirarse. Ya en el siglo XIV Lorenzetti había tomado las Virtudes como modelo para los frescos del Buen Gobierno – y más tarde, a principios del siglo XV y siempre en el Palazzo Pubblico, la serie de Hombres de la Antigüedad pintada por Taddeo di Bartolo junto con las figuras esculpidas por Jacopo para Fonte Gaia –, las tres comisiones que se encuentran a pocos metros una de la otra hacen un «camino ideal basado en el concepto del ‘bien común’» que se opuso a las luchas internas y la discordia que amenazaba la paz y estabilidad de la República. Las diversas referencias y alusiones a altos valores políticos y éticos muestran cómo la Fonte Gaia en Siena es una de esas comisiones portavoz en una temporada cultural y política particular en la historia de Siena y que, a principios del siglo XV, fue enriquecida con sugerencias ‘humanistas’ que luego construyeron el mito de los orígenes ‘nobles’ de la ciudad.

La antigua Fonte Gaia

Es sorprendente saber que, entre las sugerencias de la cultura humanista de principios del siglo XV, algunas están ocultas en la iconografía de la Fonte Gaia. Para descubrirlos, es necesario rastrear la fuente original, la que data del siglo XV. Bueno, sí, casi nadie sabe que la fuente que hoy se puede ver en la Piazza del Campo no es el original de Jacopo della Quercia, sino una copia fiel del siglo XIX hecha por Tito Sarrocchi para reemplazar el original. La importancia de ver las canicas originales de Jacopo della Quercia radica no solo en admirar esculturas de extraordinario encanto y poder evocador, aunque no se han conservado en un estado excelente, sino también porque en la versión del siglo XV algunos de los secretos de Fonte Gaia puede ser descubierto, algo que no es apreciable en la copia del siglo XIX.

secretos fonte gaia

Estatua de Rea Silvia, Fonte Gaia original, 1419,

Jacopo della Quercia

Es el caso, por ejemplo, de dos estatuas con figuras femeninas no reproducidas en la versión de Tito Sarrocchi. ¿Qué representan las dos estatuas? Una comparación con los testimonios literarios contemporáneos y anteriores de la ejecución de Fonte Gaia ha permitido identificar las dos esculturas con Rea Silvia y Acca Larenzia. Las dos figuras remiten al mundo de la mitología romana y están particularmente relacionadas con el nacimiento de Rómulo y Remo, los dos gemelos quien, por tradición, fueron los fundadores de Roma y fueron y estuvieron mamando por una loba. Según lo que afirma la tradición mitológica, Rómulo Remo nacieron de Rea Silvia, una sacerdotisa quien había dedicado su vida al culto de la diosa Vesta; castigada por romper el voto de castidad al acostarse con Marte, Rea Silvia fue enterrada viva después de dar a luz a los gemelos que se encargaron al cuidado de la prostituta Acca Larenzia. El estado fragmentario de conservación de las piezas originales no nos permite ver el trabajo de Jacopo della Quercia en su totalidad.

Sin embargo, un estudio cuidadoso ha puesto de relieve una comparación interesante con dos dibujos conservados uno en el Metropolitan Museum de Nueva York y el otro en el Victoria and Albert Museum de Londres, en el que se reconocen los bocetos de un proyecto para la Fonte Gaia.

secretos fonte gaia

Los elementos de la Fonte Gaia original de Jacopo della Quercia. A la izquierda:

las estatuas de Rea Silvia y Acca Larenzia

En el dibujo de Nueva York, la figura de Acca Larenzia está acompañada por un mono, un animal que en la simbología medieval aludía al pecado de la lujuria, mientras que Rea Silvia está acompañada por un perro como se puede ver en el dibujo de Londres; en este contexto, el animal simbolizaría la esfera doméstica de la cual la diosa Vesta era la protectora, y Rea Silvia era precisamente una sacerdotisa de Vesta.

¿Por qué “Fonte Gaia”?

En este punto, la pregunta que surge de manera espontánea es ¿qué tendría que ver esa iconografía de Rea Silvia y Acca Larenzia con los míticos orígenes de Siena? Para acercarse a otro de los secretos de la “Fonte Gaia”, debe considerarse otro elemento que aún no ha sido analizado: el nombre de la fuente. Contrariamente a la creencia popular, “Gaia” no sería simplemente una referencia a la alegría que a mediados del siglo XIV, tras de unos diez años de trabajo, la gente de Siena sintió por ver el agua que fluía en la Piazza del Campo. Parece que, en cambio, el nombre dado a la fuente es sintomático de las sugerencias ‘humanistas’ de esas primeras décadas del siglo XV, cuando el entorno cultural de Siena estuvo animado por personalidades como Enea Silvio Piccolomini (quien luego será el papa Pio II) o Francesco Patrizi, este último autor de un epigrama en el que evocaba nostálgicamente la imagen de Siena al describir una de las figuras de la Fonte Gaia (Acca Larenzia) a quien llama Ilia, la madre de los gemelos Quirini.

segreti fonte gaia

Detalle de Angel de la Fonte Gaia original

Y siempre es sobre la base de esta propensión típica del período humanista, la epoca en la que se intentó rastrear los orígenes míticos de Siena y combinarlos con los de Roma, que se puede entender el significado del nombre a Gaia. Según los antiguos autores Plinio y Gellio, una chica llamada Gaia Taracia o Fuferzia fue quien donó el Campo Marzio a los romanos.

Dicho esto, la sugerente conexión entre Gaia y “Campo” obviamente se vuelve inmediata,  ya que el término “Campo” se comenzó a utilizar para llamar la plaza donde se encuentra la fuente; entonces debe recordarse que siempre es en la era humanista cuando comenzó a afirmarse la idea de que la actual Piazza del Campo era el antiguo foro de la ciudad en la época romana. Otro relato relacionado con el nombre de Gaia, probablemente conocido por los antiguos romanos, fue tomado en un poema por Giovanni Marrasio, un escritor del círculo de Enea Silvio Piccolomini quien puso en relación con la Fonte Gaia la heroína Tanaquilla, más tarde también llamada Gaia.

Según la información que le habría llegado al poeta por la musa Talia, gracias al hecho de que había “probado” las aguas “Gaie”, Tanaquilla se habría convertido en una chica más honesta. El conocimiento de esta historia entre los intelectuales de Siena del siglo XV no tiene una importancia secundaria, ya que ayuda a comprender el papel dado a las fuentes literarias para las comisiones artísticas. Prueba de esto es el hecho de que la versión de Marrasio de Tanaquilla /Gaia no solo habría podido contribuir a dar un nuevo nombre a la fuente en la Piazza del Campo, sino que también fue el tema iconográfico para una decoración creada en 1519 por Domenico Beccafumi para la cámara de Francesco Petrucci, el nieto del magnífico Pandolfo Petrucci.

Temas bíblicos y profanos de la Fonte Gaia

Otro de los secretos de la Fonte Gaia es que, además de la representación de las Virtudes que ya encontraron sus precedentes ideológicos en el Palazzo Pubblico, la Creación de Adán y Eva y el Destierro de los Progenitores del Paraíso terrenal también encuentran entre los Jacopo della Los relieves de Quercia.

Estas dos escenas, que en su significado parecen estar aparentemente desconectadas del resto del programa iconográfico, en realidad encontrarían una conexión con las otras figuras gracias a su reinterpretación ‘humanista’ que vería el tema de la Creación como una referencia a los orígenes de Roma: así como los orígenes de la humanidad, incluso los orígenes de Roma, fueron ‘generados por el pecado’, el pecado fue el cometido por la vestal Rea Silvia, que rompió el voto de castidad, y por Acca Larenzia, que “se prostituyó”.

secretos fonte gaia

Virgen con el niño de la Fonte Gaia original

Pero la salvación espiritual fue posible gracias a la redención concretada por la Virgen con Cristo; en el contexto cívico, esta redención estuvo simbolizada por las Virtudes y se perpetúa en la vida terrenal a través de la práctica religiosa e intelectual, como por ejemplo con el ejercicio del ‘bien público’. Ésta era una perspectiva que combinaba valores positivos y negativos, de forma similar a como lo había hecho Ambrogio Lorenzetti en el Buen Gobierno en el Palazzo Pubblico. En el caso de Fonte Gaia, la combinación de figuras sagradas y ‘profanas’ estuvo parte de ese humanismo cristiano en el que las virtudes de los antiguos, representadas, por ejemplo, en los Hombres de la antigüedad pintados por Taddeo di Bartolo, se encarnan en los principios de el hombre-Dios que vino a redimir a la humanidad.

¿Dónde está la Fonte Gaia original?

Incluso a través solo de estas breves referencias a la iconografía de la Fonte Gaia, resulta evidente que no se puede dejar de fascinarse con las muchas sugerencias de esta fuente cuya copia en la Piazza del Campo ayuda a percibir la disposición del original en el espacio – aunque el original se arregló ligeramente diferente al actual. Pero, viendo solamente la copia de la Piazza del Campo no se puede captar la elegancia y la gracia de los detalles que no se reprodujeron en la versión del siglo XIX, cuando la influencia del academismo en el arte de aquel tiempo tendió a reinterpretar los modelos medievales y renacentistas en más tonos más áulicos aunque más álgidos. Pese su estado fragmentario, las piezas originales tienen un gran poder evocativo y gran elegancia, rasgos típicos de la manera de Jacopo della Quercia, un artista quien creó un diálogo original en la escultura entre las novedades del gótico tardío y el Renacimiento. Pero, ¿dónde es posible admirar hoy los relieves originales de Fonte Gaia?

Para descubrirlo, reserva una visita guiada de Siena donde, además de ver las grandes atracciones de la ciudad, como la Piazza del Campo y la Catedral de Siena, descubrirás dónde se guarda la Fonte Gaia original. Durante el recorrido, podrás ver dónde se guardan las ‘mármoles rosados’ de Jacopo della Quercia y conocer el simbolismo de la fuente que, además de lo que se ha dicho hasta ahora, tiene muchos otros mensajes ocultos en espera de ser revelados: por ejemplo, otra cosa curiosa sobre la iconografía de esta fuente es la presencia de una octava virtud además de las sietes canónicas. ¿Cuál es esta octava virtud y cuál sería su simbolismo en el contexto de las otras figuras presentadas por Jacopo della Quercia? Éste es otro de los secretos de la Fonte Gaia.

M.Caciorgna, R.Guerrini, Alma Sena: percorsi iconografici nell’arte e nella cultura senese, Monte dei Paschi di Siena, Gruppo MPS, Siena, 2007, pp. 130-145 (edición italiana)

Contactos











  • EnglishEnglish
  • EspañolEspañol
  • ItalianoItaliano
  • Desde 35 € por persona. 2 horas Descubre más
    info@guidaturistica-michelebusillo.com

    Michele Busillo

    Guía oficial de turismo de Florencia y Siena
    P.Iva: 05245900658
    Pec: michele.busillo@pec.it
    Cookie Policy
    Privacy Policy

    Contacts

    Para obtener más información sobre la visita, para obtener una cotización del itinerario personalizado, contácteme en:
    Mail: info@guidaturistica-michelebusillo.com
    Mobile: +39 3332591526

    About me

    Mi nombre es Michele Busillo y soy una guía turística oficial de Florencia y Siena, en italiano, inglés y español. Vivo en Chianti, a medio camino entre Florencia, la cuna del Renacimiento, y Siena, la ciudad del Palio. Me encanta transmitir a los demás mi entusiasmo por mi trabajo, acompañar a las personas a descubrir las bellezas y los secretos de la Toscana ...

    Copyright © 2018 by Guida Turistica Michele Busillo

    Michele Busillo Guía turística habilitada para el territorio de Siena y Florencia Guía turística en Toscana, habilitada para Siena y Florencia Recorrido de Florencia caminando por el elegante centro histórico de la ciudad.