san lorenzo in ponte

“Ut omni hebdomada, animam unam eripiat de purgatorio igne feria sexta”

Un alma salvada de las llamas del Purgatorio, esta vez no por Cristo ni por la Virgen sino por San Lorenzo. Es la imagen de una rara iconografía que se conserva en las paredes del Oratorio de San Lorenzo in Ponte, uno de los monumentos que admirar en San Gimignano.

El edificio, levantado en el siglo XIII sobre un lugar históricamente importante en el contexto de desarrollo urbanístico que afectó a la ciudad de la Valdelsa en aquella época – como sugiere el topónimo de “puente”– es uno de esos lugares que redescubrir, para quienes ya ha familiarizado con su nombre, y ser conocido por aquellos que visitan San Gimignano por primera vez.

Este antiguo lugar de culto, ahora desconsagrado, volvió a ser admirado tras las restauraciones de principios del siglo XX, tras una serie de acontecimientos que lo habían visto transformado en bodega, luego en almazara y finalmente en depósito de ladrillos y cal, es uno de esos tesoros artísticos que también cuenta la historia de San Gimignano: lo hace gracias a las extraordinarias imágenes que aquí se conservan, testigos no sólo del estilo de los pintores que allí trabajaron, sino sobre todo de las tendencias específicas de algunos períodos que empujaron a los clientes a querer representar ciertos temas.

Se puede mencionar, por ejemplo, una de las representaciones más interesantes y poco reconocidas de los condenados en el Infierno, directamente inspirada en el primer Cántico de la Divina Comedia de Dante Alighieri, como apunta Cristina Acidini en una reciente publicación que arroja luz sobre la iconografía e historia del edificio.

En el muro derecho del oratorio, de una sola nave, las imágenes de los condenados en algunos grupos – con sus correspondientes castigos– se despliegan en un estado lamentablemente incompleto y con una “superposición difícil”, nuevamente como apunta la estudiosa florentina.

Detalle de los frescos del Purgatorio

Si en la pared de la derecha hay el Infierno de Dante, en la de enfrente encontramos imágenes igualmente fascinantes que, aunque también están incompletas, conservan algunos detalles realmente sorprendentes.

Aquí aparece el santo titular descendido al Purgatorio dispuesto a salvar, como decía más arriba, un alma de las llamas.

Es una iconografía más singular que rara la del santo que tiene la facultad de redimir un alma de las llamas purgantes y su presencia aquí en San Gimignano tiene una doble importancia, tanto como testimonio de una antigua tradición según la cual, como afirma Marilena Caciorgna en la misma publicación antes citada, a Lorenzo se le habría dado la oportunidad de salvar un alma del Purgatorio todos los viernes ya que había muerto martirizado (ut omni hebdomada, animam unam eripiat de purgatorio igne feria sexta) – entre otras cosas precisamente entre las llamas –, tanto para comprender el posible papel del oratorio, utilizado por los habitantes de San Gimignano como lugar de oración para obtener la liberación de las almas de sus familias.

San Lorenzo y San Gregorio rescatan las almas del Purgatorio (detalle)

La figura de Gregorio Magno y una cabeza coronada

Reforzaría esta tesis la presencia de San Gregorio Magno junto a la de Lorenzo en el fresco del Purgatorio, un santo a quien la costumbre de celebrar una misa en la trigésimo de la muerte “con valor liberador” y que ya gozaba de particular veneración en San Gimignano (ver su vínculo con el relato de Santa Fina).

Además de esto, Gregorio está representado en San Lorenzo in Ponte en San Gimignano en la misma función de redimir un alma, pero este última tiene un detalle que no es casual: la cabeza coronada permite identificar al personaje con un reinante. Los estudiosos han reconocido en este al emperador Trajano que está vinculado a los hechos hagiográficos del pontífice, tal como los describen los Padres de la Iglesia y el mismo Dante que menciona tanto al emperador como a Gregorio Magno en el Purgatorio y en el Paraíso de la Commedia – hecho éste que tiene particular interés en la perspectiva de los acontecimientos artísticos que afectan a San Lorenzo in Ponte, uno de los monumentos que admirar en San Gimignano.

Imágenes de redención de la condenación eterna, así como aquellas de carácter moralizador que ven también la presencia de un Triunfo de la Muerte, en la línea del conocido tema del mismo nombre pintado en el Cementerio de Pisa por Buffalmacco, son sólo algunas de las sugerentes representaciones que se pueden admirar en el Oratorio de San Lorenzo al Ponte, uno de los más destacados monumentos en San Gimignano.

La publicación mencionada anteriormente y que reporto aquí en la bibliografía describe sistemáticamente toda la dinámica histórica y artística de esta joya de San Gimignano.

No obstante, si estás interesado en descubrir el oratorio con una visita guiada, pueden contactarme. No obstante, el oratorio permanece abierto todos los días en verano de 10:00 a 13:00 y de 15:00 a 19:30, en invierno de 11:00 a 13:00 y de 15:00 a 17:00:30. Para acceder al oratorio, solo necesitas tener una entrada para los Museos Cívicos o el San Gimignano Pass.

V.Bartoloni (a cura di), San Gimignano – La Chiesa di San Lorenzo in Ponte, Atti della Giornata di Studi, San Gimignano, Sala Tamagni, 6 Ottobre 2018, Sillabe 2020