Siena walking tour

Quien llega a Siena por primera vez

no puede perderse un camino que lleva al descubrimiento de lugares y tradiciones que han permitido que la ciudad fuera reconocida como patrimonio de la UNESCO.

La primera parada será en la Plaza Santo Domingo, de donde  podrán disfrutar de una maravillosa vista de las pintorescas casas medievales y de la mole de la catedral, construida en uno de los puntos más altos de la ciudad vieja.

Una vez que nos adentramos por el casco histórico,  volveremos sobre los pasos de los viajeros ​​que transitaban por la Vía Francígena, la antigua ruta de los peregrinos quien, del norte de Europa, acudían a Roma en la Edad Media.

Seguiremos por ese camino, hoy poblado por tiendas de renombre, para llegar en Piazza del Campo, un escenario evocador de la histórica carrera del Palio. En el fondo de la plaza se encuentra el elegante palacio del ayuntamiento, que hoy alberga el Museo civico, importante por conservar los frescos de Ambrogio Lorenzetti, el más famoso ciclo de frescos seculares de la Edad Media.

Desde Piazza del Campo tomaremos la calle que conduce a la parte más antigua de la ciudad. Continuando por callejuelas encantadores, de repente os sorprenderéis con la vista de la imponente fachada de la catedral. En el interior de la iglesia, admiraremos las obras maestras de los grandes maestros italianos, entre ellos Donatello, Michelangelo y Pintoricchio.

Si sois amantes del arte o tenéis curiosidad por saber más sobre Siena, os acompañaré a visitar uno de los museos de la ciudad, como el Museo dell’Opera del Duomo (que alberga la famosa Majestad de Duccio), o la Pinacoteca (que contiene la mayor colección del mundo de pinturas a pan de oro).

A lo largo del recorrido, os señalaré las tiendas donde podréis degustar los dulces típicos de Siena, o bien las tabernas donde quedaros encantado los platos típicos locales.